Nuestra verdad, nuestra experiencia

Aquellos que piensan lo que por norma y moral deberían, son los mismos que fallan en su esencia; y todos los que reflexionan sobre lo que escandalizaría a esos llamados <<normales>>, son los que ocultan su verdad a ojos ajenos.
No confíes en los que se alardeen en pensar como la voz de la sociedad les susurra a sus oídos que es correcto, sino en los que permanecen callados y cuando hablan, tiembla el mundo alarmado.
-¿Cómo pueden pensar así, locos?-dirían los ordinarios, mientras quienes son sinceros e inteligentes los aplaudirían porque no hay necesidad de mentirse frente al resto para consolarse.
Pues no hay mayor consuelo que aceptar la verdad de nuestro pensamiento y nuestros sentimientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario